maxresdefault

De sirenas y marineros. Un #cuento para el Club de Mar Radazul

Era un hombre serio, melancólico y algo desgarbado. El rostro enjuto y dedos afilados. Es su mano derecha, un ancla tatuada y en su frente, la tristeza del amor perdido. Por la ventana miraba la mar. Cada mañana se alongaba para poder aspirar el aire del salitre, con él, llenaba sus pulmones de recuerdos lejanos.[…]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies