Comida sana para mente sana

El cuerpo y la mente son una unidad, es por esto, que tenemos que empezar a cuidar nuestro cuerpo tomando en cuenta dos aspectos: El primero es alimentarte de forma sana y equilibrada, y el segundo aspecto es, realizar actividad física de forma diaria.

La alimentación es un aspecto fundamental en la vida del ser humano. Nuestras funciones cognitivas, nuestro desempeño físico, nuestra salud física y mental, están vinculados a lo que ingerimos. Se ha comprobado cómo una dieta rica en vegetales, frutas, fibra, lácteos descremados y carne magra, mejora la salud física y mental.

Existen una serie de alimentos que a través de su ingestión optimizan distintas funciones mentales que pueden traducirse en una vida más grata y saludable.

  • Agua: Es lo más importante e indispensable que requerimos para vivir. El 90% del volumen del cerebro está compuesto por agua, es por esto, que varios estudios indican que tan solo disminuir en un 2% de peso en agua corporal, puede causar pérdida momentánea de memoria, dificultad con las matemáticas básicas y problemas al enfocar la vista, además de mente confusa e irritabilidad. Por tal motivo, es de suma importancia tomar entre 1.5 a 2 litros de agua al día.
  • Ácidos grasos (Omega 3): El tejido cerebral es rico en ácidos grasos omega 3, por lo que personas que consumen más ácidos grasos omega 3 en su dieta tienen más volumen de materia gris en las áreas del cerebro que son importantes para regular el estado de ánimo; se recomienda consumir alimentos ricos en omega 3 como: las semillas de linaza, cacahuates, nueces, almendras, salmón, una buena opción es comer barras integrales a base de linaza, pan de linaza y comer mínimo 2 veces a la semana alimentos de mar como pescado, salmón, atún o sardinas.
  • Antioxidantes: Una dieta alta en antioxidantes ayuda a tener una mejor concentración, memoria y capacidad de análisis. Estos se pueden obtener de frutas, verduras y semillas como linaza, cacahuates, nueces, almendras, pescado, salmón, entre otros, que mejor que comer mucho más frutas y verduras frescas y de la estación.
  • Reducción en la ingesta calórica: Estudios indican que el consumir menor cantidad de calorías en tu dieta, disminuyes drásticamente la formación de radicales libres; Los radicales libres en grandes cantidades van envejeciendo al organismo como la piel, órganos y por ende a nuestro cerebro, por eso te recomendamos que en las colaciones consumas alimentos bajos en calorías y que no pasen de 100 kcal.
  • Frutas y cereales: Al consumir estos grupos de alimentos se convierten en azúcar directa en el organismo y el cerebro es el primer órgano que toma dicha azúcar para poder realizar todas las funciones vitales y sobre todo poder estar alerta, pensando y activo durante todo el tiempo, es por esto, que no dejes de consumir muchas frutas y cereales, y principalmente en el desayuno y la comida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR